Plan Estratégico Ascún 2016-2025

I – Tendencias para la prospección estratégica de la Ascún


Tendencias

La manera como después de haber debatido ampliamente las políticas que surtirían el efecto de consolidar y desarrollar el sistema de Educación Superior y obrando en respuesta a la forma como el actual gobierno ha reducido los propósitos de transformación mediante la creación de un solo sistema de Educación Terciaria (según el articulado aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo), que al parecer encerraría en un espacio común estandarizado a todas las instituciones que forman con posterioridad a la finalización de los estudios medios y secundarios, ha llevado al Consejo Nacional de Rectores Universitarios —marzo 2015; ver anexo— a la necesidad de consolidar un conjunto de tendencias diferenciadoras para el desarrollo y manejo de las universidades, que puedan ser utilizadas como faros que orienten del proceso de elaboración de la estrategia prospectiva de la Ascún.

Los planteamientos del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno nacional 2014-2018 en relación con la Educación Superior implican un viraje profundo en cuanto a la política pública sobre la prospectiva del sector, tal como se venía trabajando en los años anteriores y que se centraba en el mejoramiento, perfeccionamiento y consolidación de los procesos, actividades y programas que estaban a cargo de las instituciones de Educación Superior hacia el logro de la consolidación de los derechos ciudadanos y en el marco de la prestación de un servicio amplio y con calidad. El cambio aparentemente solo semántico cuando se formula solo como dejar de hablar de Educación Superior para bautizarla ahora como Terciaria, tiene sin embargo una profunda significación en su intencionalidad y operación, pues obliga a dejar de considerar dicho nivel como la cúspide de un sistema educativo en cierta forma terminal, para visualizarlo en cambio como un enorme espacio casi ilimitado y permanente de construcción del capital humano, necesario a su vez para lograr metas profundas de equidad social y de competitividad en el marco de la globalización. Y este cambio se propone a su vez como una respuesta a las tendencias globales de transformación de la funcionalidad de la Educación Superior en la denominada era de la información y el conocimiento.

Reflejando las conclusiones expresadas en el texto del “Acuerdo por los Superior”, la estrategia prospectiva de la Ascún se podría expresar de la siguiente forma:

Apertura con calidad: necesidad de buscar un equilibrio entre dar respuesta al incremento de la demanda y propiciar la creación de oportunidades que favorezcan la equidad y el derecho ciudadano, con el aumento de la calidad en la oferta educativa que satisfaga tanto las necesidades del país y de las regiones como el desarrollo individual del potencial personal en búsqueda de un crecimiento del capital humano.

Regionalización, glocalización y competitividad: necesidad de desarrollar e implementar una oferta de Educación Superior que al mismo tiempo que satisfaga las expectativas y necesidades de las regiones y localidades en el marco de los propósitos nacionales, conduzca al incremento del capital humano para favorecer la competitividad del país en los mercados globales.

Sistematicidad, asociatividad y sostenibilidad; necesidad de desarrollar estructuras de gobernabilidad de las instituciones y de su relación con el Estado que, manteniendo la diferenciación de las estructuras orgánicas y los agentes, permita el trabajo organizado, sustentable, comunal, transparente y sistematizado en búsqueda de objetivos y propósitos comunes en función del bienestar ciudadano, la equidad y la competitividad.

Certificación, acreditación e internacionalización: necesidad de actualizar y perfeccionar los procesos que permitan el reconocimiento del trabajo de las instituciones y los diferentes agentes que conforman las comunidades académicas a nivel nacional y en el ámbito internacional, como mecanismos para el logro de las transferencias y el incremento de la movilidad académica, y como garantes del aseguramiento de la calidad.

Adecuación curricular y fomento de la investigación; concebidas como proceso permanente de actualización que fomente la pertinencia de los agentes y los programas y permita el perfeccionamiento e innovación de la formación profesional en consonancia con el desarrollo progresivo de la ciencia y la tecnología, así como la elaboración de respuestas a las exigencias económicas, sociales y culturales de los diferentes entornos.

Orientaciones globales

Ahora bien, estas tendencias de carácter operativo se mueven y obedecen a una serie de planteamientos de orientación universal en lo que se refiere a la función que debe cumplir la Educación Superior en la formación de cuadros dirigentes para la situación actual del mundo; y además en lo que se relaciona con la naturaleza misma de las funciones de búsqueda, producción y transferencia del conocimiento en un contexto profundamente complejo y cambiante.

En cuanto a la formación para el manejo de las realidades del contexto mundial, el direccionamiento de la Educación Superior se orienta hacia la creación de las capacidades y competencias para el manejo de los conflictos, de los riesgos y de las situaciones que como una avalancha atentan contra el bienestar y supervivencia de la humanidad. Por esta razón se hace énfasis en educar para un desarrollo humano sostenible que solo se logra mediante la transformación de los valores y paradigmas que acrecientan los riesgos globales, generan las crisis inmanejables de los procesos sociales y predicen escenarios futuros de muy difícil comprensión y manejo.

En cuanto a la búsqueda, producción y transferencia del conocimiento se hace énfasis en el aprendizaje permanente y continuo para el manejo de la complejidad en situaciones en las cuales no existen soluciones únicas y totalizantes y es preciso estar siempre alerta para validar, hacer correcciones y exigir variaciones y modificaciones en las decisiones que se adoptan.

Planteamientos estratégicos para la prospección operativa de la Ascún

La postura y distintas propuestas de la Asociación se han generado a partir de las preocupaciones del Consejo Nacional de Rectores de cara a la necesidad de propiciar que la universidad colombiana, la Educación Superior en general y la sociedad se apropien de elementos conceptuales que les permita participar en un debate político cualificado sobre nuevas perspectivas para la Educación Superior y la construcción y puesta en marcha de los mecanismos de una nueva política pública para el sector.

Ha sido constante en los distintos pronunciamientos de la Asociación reconocer la potencialidad que tiene la Educación Superior en la transformación de la sociedad, y la exigencia de trabajar por la formación integral y profesional, la articulación con un proyecto nacional de fortalecimiento de la ciencia, la tecnología y la innovación, con el propósito de avanzar en el camino de incorporar el conocimiento a la solución de problemas y a consolidar la inserción del país en la sociedad del conocimiento, en especial considerando el proceso de paz en el cual se han comprometido esfuerzos de todos los sectores del país.

Objetivos

1.º. Fomentar un mayor ejercicio de la autonomía universitaria con permanentes expresiones de autorregulación, reclamando un papel del Estado más promotor del potencial de la Educación Superior en favor de los desafíos de la sociedad colombiana.
En el marco constitucional de la participación y de la vigilancia, la Ascún actuará como un observatorio crítico en apoyo a los esfuerzos relacionados con las políticas de fomento de la Educación Superior, tanto las generadas por el Estado a través del MEN, como las realizadas por las IES.

2.º. Trabajar en la puesta en funcionamiento de estrategias de divulgación que destaquen la presencia de la universidad en el panorama nacional y en la promoción de la sociedad civil, en el impulso de una Educación Superior eficiente y competitiva en los ámbitos nacional e internacional.

3.º. Promover el análisis de los temas que afectan a la universidad colombiana, así como sus políticas institucionales, programas y realizaciones, especialmente aquellas que tienen que ver con su acción como bien público, de bienestar nacional, de la solución de conflictos, de posicionamiento en el ámbito de la competitividad; en la perspectiva del desarrollo humano sostenible y la transformación de la sociedad.

4.º. Crear y desarrollar redes y otros mecanismos de asociatividad para intercambiar experiencias, fortalecer el ejercicio de las funciones académicas, fomentar sinergias y potenciar recursos, en la posibilidad de operar como sistema y tener más impacto en las acciones y una mayor interrelación e interdependencia con otros sistemas y subsistemas.

Visión estratégica de la Ascún: programas y tareas

En síntesis, el trabajo de definición de la estrategia prospectiva de la Ascún conduce a elaborar programas específicos que permitan responder a las siguientes preguntas:

Metas y factores

En primer lugar, sobre las metas y factores necesarias en la transformación de la universidad como elemento fundamental para transformar la sociedad y la búsqueda del desarrollo humano sostenible, tiene que ver el cumplimiento de las siguientes tareas:

  • Transferencia del conocimiento (docencia), en lo que corresponde a: interdisciplinariedad, flexibilización curricular, orientación por problemas, virtualización.

  • Producción del conocimiento (investigación), que abarca asuntos tales como: conocimiento útil, investigación formativa, trabajo en equipo (asociatividad académica).

  • Apropiación del conocimiento (aprendizaje), que hace relación a lo siguiente: formación integral, aprender a aprender, educación permanente, análisis sistémico, desarrollo de competencias.

  • Gestión universitaria (administración), que contiene los siguientes factores: gobernabilidad, gestión de la calidad, financiación, transparencia (accountability), e internacionalización.

  • Proyección social, que tiene que ver con asuntos como: equidad, bienestar, pertinencia, inclusión, legitimación y regionalización.

Mecanismos y estructuras

En segundo lugar, sobre los mecanismos, estructuras y procesos que es necesario fortalecer en la Ascún para el cumplimiento de las funciones estatutarias en lo relacionado con:

I. Promover la asociatividad entre las instituciones asociadas, la cual debe realizarse en forma progresiva, gradual, multiforme y multifuncional. Hay que tener en cuenta que en la actualidad la Ascún cumple esta función mediante el trabajo en redes, el apoyo a las agrupaciones conformadas voluntaria y espontáneamente por las instituciones asociadas y mediante promoción de acuerdos interinstitucionales e internacionales.

II. Fomentar la interacción con las asociadas, lo cual se viene realizando en la Ascún por medio de programas y actividades relacionadas con la formación de dirigentes universitarios; las actividades de información y comunicaciones (advocacy) orientadas a la creación de una imagen actualizada de las tareas que cumplen las instituciones de Educación Superior en beneficio del país; la promoción de la calidad y el logro de la excelencia educativa por parte de las asociadas; la realización de seminarios, congresos, reuniones y eventos orientados a la actualización en los temas cruciales para el desarrollo de la Educación Superior en el país; y el apoyo a los procesos conducentes a la internacionalización de la Educación Superior en el ámbito de la regionalización y la globalización.

III. Ejercer la representación de las instituciones asociadas y la interlocución permanente con el Estado, el Ministerio de Educación, los organismos nacionales en cuyos niveles de dirección se ha requerido la presencia de los rectores, los organismos internacionales, las asociaciones que tienen que ver con el desarrollo de la Educación Superior, y con las múltiples organizaciones de la sociedad civil que en una u otra forma requieren la presencia de los rectores y la academia en general para el cumplimiento de sus tareas en beneficio de la sociedad.

IV. Propiciar la construcción de pensamiento universitario, para lo cual la Ascún cuenta con la actividad de un Grupo Técnico conformado por expertos y asesores jurídicos para aquellos aspectos que requieren su permanente intervención a favor y en defensa de la universidad. La tarea completa de reflexión sobre los temas universitarios la materializa la Ascún a través de los boletines, las revistas y otras publicaciones, que sirven como aporte para la discusión permanente de los temas de la universidad tanto en el seno de las instituciones asociadas como en las presentaciones que es preciso realizar en los eventos nacionales e internacionales.

Políticas públicas

En tercer lugar, sobre las acciones que es preciso desarrollar desde la Ascún, en coordinación con el Estado, mediante los procesos de interlocución para colaborar en la formulación de políticas públicas para la Educación Superior en relación con:

  • Políticas para la institucionalización del Sistema de Educación Superior (consolidación y diversificación). Revisión de la reglamentación conducente al establecimiento e institucionalización de las políticas de Educación Terciaria y favorecimiento de la diferenciación de la Educación Superior en articulación con todos los niveles y sectores educativos.

  • Políticas de calidad y acreditación. Consolidación y afinación de los procesos y las estructuras establecidas para el fomento y aseguramiento de la calidad teniendo en cuenta los diferentes sectores y niveles de las instituciones en el contexto de las necesidades territoriales y regionales.

  • Políticas de actualización, diversificación, pertinencia de programas y revisión / reforma curricular. Teniendo como base la construcción paulatina y progresiva del Marco Nacional de Cualificaciones y considerando las diferentes competencias según niveles y familias de desempeño laboral según profesiones y niveles de formación técnica y tecnológica.

  • Políticas de Investigación como parte de las Políticas de Ciencia y Tecnología: (relación universidad/empresa, CTeI, teniendo en cuenta el análisis y estudio de las realidades de los contextos a nivel territorial, regional y nacional, y la posibilidad de nuevas aplicaciones y desarrollos tecnológicos según los niveles de innovatividad requeridos.

  • Políticas de sostenibilidad: diversificación de fuentes de financiación teniendo en cuenta las posibilidades de aporte de las familias, las organizaciones de la sociedad civil, las empresas y sectores de la producción y el equilibrio de las finanzas del Estado, y la participación de los gobiernos municipales, departamentales y nacional.

  • Programas de convivencia: agenda de paz, inclusión, desarrollo regional. Con énfasis en el posconflicto y en la construcción de sistemas de interacción económica, social y cultural, según las diferentes regiones del país y de acuerdo con las condiciones del contexto en los territorios afectados por la confrontación, el desplazamiento y el deterioro ambiental.


Top