La efectividad institucional como vehículo de consolidación de la excelencia universitaria
15 octubre, 2017
Desafíos de la educación superior en Colombia
16 octubre, 2017
Mostrar todo

¿La cooperación universidad – empresa? – CUE- Una reflexión académica y recomendaciones de gestión

1. Introducción

Debido en parte a una disminución significativa de los recursos públicos para la investigación, así como al aumento de la competencia en el sector de la educación, cada vez más universidades se ven impulsadas a obtener recursos adicionales a partir del activo más valioso que poseen, el conocimiento. Esto lo desarrollan mediante la suscripción de acuerdos de colaboración que les permitan explotarlo comercialmente con el fin de aumentar su calidad y productividad, así como contribuir al desarrollo económico y social de su entorno (Betts y Santoro, 2011).

De acuerdo con Hemmer et al., (2014), la colaboración universidad- empresa es un modo de innovación cada vez más importante (Van de Vrande et al., 2009; Bianchi et al., 2011) que permite que tanto las empresas como las universidades puedan aprovechar habilidades complementarias y disminuir costos en investigación y desarrollo al compartir recursos.

A pesar de que la cooperación entre la universidad y la empresa no es un fenómeno reciente (Lee, 1996; Stokes, 1997; Geuna, 1998; Martin y Etzkowitz, 2000; Etzkowitz, 2001; Shinn, 2002; Feldman y Desrochers, 2004), desde la década de 1990 se han adelantado esfuerzos sistemáticos por parte de organismos internacionales y de los gobiernos en países desarrollados como en vía de desarrollo para potenciar esta interacción (Geiger, 2006; Philpott et al., 2011).

En este sentido, vale la pena preguntarse:

¿Qué características organizativas determinan que las actividades de cooperación con las empresas tengan un mayor impacto en unas universidades que en otras?

En otras palabras, si actualmente la mayoría de las universidades adoptan mecanismos para favorecer esta cooperación como, por ejemplo, contar con estructuras de interacción (parques científicos u OTRIs), declarar un compromiso estratégico con la cooperación con las empresas incluyendo una tercera misión o desarrollar políticas de propiedad intelectual, entre otras, ¿por qué no pueden la mayoría de las universidades replicar de manera eficiente los modelos exitosos de universidades como Cambridge, Harvard, MIT o Stanford?

En el presente artículo tomando como base los resultados de nuestra investigación Doctoral , así como nuestra experiencia en la gestión directiva universitaria queremos contribuir con algunos elementos para aclarar esta cuestión.

Top