Introducción

Período 1999-2002

Este período se caracterizó por el ingreso al escenario internacional, tratando de definir los procesos conducentes a la transformación de la universidad para su ingreso a un mundo globalizado, avanzar en un modelo educativo que le ayude al país a lograr el desarrollo, a construir la democracia y la paz, a formar ciudadanos auténticos, hombres y mujeres para el siglo XXI, el siglo de la globalización, la información y el conocimiento, el de la productividad y la competitividad

Esto llevó al Gobierno nacional a plantear el programa de movilidad social de la Educación Superior, en el cual se propusieron doce aristas: fines de la Educación Superior; responsabilidad social y autonomía; desarrollo humano integral; acreditación y calidad universitaria; tipología y ciclos; investigación, ciencia y tecnología; cobertura; regionalización y pertinencia; inspección y vigilancia; financiación; democracia; formación de la comunidad y los docentes universitarios.
Este nuevo contexto mundial se caracterizó por la consolidación de la llamada Revolución científico-tecnológica, que dio origen a la denominada Sociedad del conocimiento; esto empuja a la investigación científica y aporta a los nuevos desarrollos tecnológicos, así como a la propuesta de una agenda sobre políticas, estrategias y metas para la Educación Superior colombiana 2002-2006.

Como primera medida, el Consejo de Rectores planteó la construcción de un nuevo sistema de Educación Superior que tuviera en cuenta los siguientes temas:

  • Autonomía universitaria: reconocer la necesidad del equilibrio entre el ejercicio responsable de la autonomía y un sistema de inspección y vigilancia que garantice el cumplimiento de la misión del Sistema de Educación Superior y sus instituciones. Es necesario permitir el desarrollo de una cultura de autonomía responsable, con sus correspondientes controles y balances establecidos por la ley. No se puede olvidar la función de fomento a la Educación Superior por parte del Estado y se enfatiza en la urgencia de mejorar la calidad de la Educación Básica y Media, para garantizar la llegada de bachilleres más preparados a la Educación Superior, mejorando con ello su calidad.
  • Calidad de la Educación Superior, punto en el que se abordaron tres temas: 1) calidad y regulación; 2) acreditación, función de inspección y vigilancia y otros aspectos; 3) Plan Nacional de Desarrollo, como instrumento para planear inversiones, y observaciones sobre el sentido de la autoevaluación de la docencia, en términos de no desvirtuar el significado de la docencia y la necesidad de que se la evalúe en su real dimensión.
  • Financiación de la Educación Superior: se considera importante solicitar al Gobierno nacional y en particular al Congreso de la República, que se respete el actual sistema financiero de las universidades públicas; que se establezcan indicadores de gestión en la asignación de recursos a las universidades, pero con un período de transición y en un proceso en el cual se respeten inicialmente las asignaciones históricas hasta tanto se definan con las universidades los criterios de gestión, y finalmente, que las universidades busquen fuentes alternativas de financiación siempre y cuando esta no vulnere su misión esencial; a su vez, que los entes territoriales y municipales contribuyan con el presupuesto de las universidades.
  • Sistema Nacional de la Educación Superior. El Consejo de Rectores plantea que:
    1. La autonomía universitaria constituye el principio básico para la organización del sistema.
    2. Los propósitos del sistema deben estar orientados por objetivos nacionales comunes.
    3. Las instituciones que hagan parte del sistema se agruparán con base en criterios que recojan la forma y niveles en que asumen las funciones de formación y de producción de conocimientos.
    4. Las formas de regulación interna y externa del sistema contemplarán los mínimos que deben acogerse como elementos reguladores de este, el cual tendrá que ser ejemplo de idoneidad, honestidad y transparencia.
    5. Las formas de interrelación, intercomunicación y cooperación entre los elementos del sistema deben garantizar flexibilidad para que
    6. los estudiantes transiten de un lugar a otro.
    7. Los soportes de diverso orden del sistema: Sistema Nacional de Acreditación, Sistema Nacional de Información, Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, entre otros, deberán prever políticas y recursos financieros.

En segunda instancia, complementando la agenda de reforma al sistema de educación, el Consejo de Rectores plantea tener en cuenta las características actuales y futuras de la Educación Superior, visible en: 1) los problemas del acceso y la igualdad; 2) el problema de la calidad con sus múltiples y muy complejas facetas, pero sin duda factor cuyo manejo y competencia les corresponde en forma directa e ineludible a cada una de nuestras instituciones; 3) el problema de las nuevas metodologías y los medios y tecnologías informáticas que facilitan y ayudan en la extensión y ampliación de las tareas en la universidad; 4) el reconocimiento de la globalización, que nos obliga como universitarios a pensar en la necesidad de equipararnos y medirnos internacionalmente, así como de realizar alianzas estratégicas para lograrlo; y 5) el enorme problema que implica, en la actual crisis económica, la obligación del Estado de financiar la Educación Superior, parejo con los esfuerzos de los sectores de la economía privada por apoyar la tarea de nuestras instituciones, y de ellas mismas de proceder con eficiencia, transparencia y responsabilidad en el manejo de las actividades de Educación Superior, que en la nueva concepción jurídica son consideradas un servicio público fundamental o esencial.

Teniendo en cuenta estas variables a la universidad, en su sentido más amplio, se la reconoce como el espacio de reflexión y difusión que debe ser salvaguardado de la violencia, y la mejor manera de protegerla es generando sentido de pertenencia y compromiso institucional entre sus miembros; mientras se logre mantener a la universidad al margen de la violencia habrá alguien lúcido en condición de interpretar la realidad y empezar la construcción del país deseado.

Como estrategia para el logro de la educación que se desea, se plantea el programa “Movilización por la Educación Superior”, proyecto gubernamental que busca brindar una respuesta a las necesidades de cambio de la sociedad colombiana y al momento histórico del país. Propone una reforma al sistema de Educación Superior orientado a la viabilidad y sostenibilidad en el tiempo, con capacidad de aprendizaje, adaptación, iniciativa y poder para asomarse al futuro.
En tercera instancia, la directora del Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (Icfes) manifestó que los cinco referentes teóricos sobre los cuales se plantea desarrollar la actividad durante el cuatrienio 1998-2002 son los siguientes:

  1. El apoyo social a la Educación Superior para poder construir políticas públicas en materia de Educación Superior, la movilización social por la Educación Superior, y el continuar manteniendo despierto el deseo de reflexión permanente, es el resultado de ese propósito de hacer de la educación un espacio donde no solamente se discuta con los actores tradicionales, sino con la sociedad entera.
  2. Ampliación de la cobertura y calidad de la Educación Superior.
  3. Regionalización de la Educación Superior, como espacio para reconocer las características propias de cada lugar, y abrirse totalmente al conocimiento universal bajo el esquema de redes, esto permite desde lo local articularnos con diversas fuentes de información, de conocimientos, de saber, en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora; es decir, no limitarse a lo regional porque se estaría perdiendo en competitividad y logro de mayores niveles de excelencia.
  4. Profesionalización de docentes de la Educación Superior. Actualmente existe la propuesta de un programa nacional de formación del docente universitario, con miras a impulsar las acciones de fomento relacionadas con la formación y actualización del talento humano en la Educación Superior.
  5. La humanización de la Educación Superior en un contexto de educación para la paz.

Top